Solo para socios

Creative Commons

cc.logo.pq
Los contenidos publicados en la web se encuentran sujetos a la licencia 2.5 de Creative Commons España.

Patrocinador

cajasol
Sobrelleva la enfermedad

 

Aprendan a convivir con su dolor. No hay recetas ni píldoras mágicas para la fibromialgia y el dolor crónico. Por ello, el primer paso para controlarlo es asumir que el dolor puede persistir para siempre y que, por tanto, en adelante, va a formar parte de nuestra vida. Cuando se asume el dolor, se aprende a reconocerlo y a saber lo que lo mejora o empeora, y estamos entonces en situación de buscar soluciones y de volver a disfrutar de la vida.

Controlen sus emociones. Muchas personas con esta enfermedad desarrollan sentimientos negativos que antes no presentaban y que les hacen convertirse en una persona diferente. Los sentimientos negativos más frecuentes en las personas con fibromialgia son enfado e ira, depresión, frustración, sensación de fracaso, culpa y vergüenza. Debe aprenderse a controlarlos para que no se cronifíquen y se conviertan en un problema añadido.

Controlen su estrés. El estrés es, básicamente, la respuesta del organismo cuando afrontamos un peligro y nos preparamos para luchar o para huir. La mejor manera de combatir este estrés perjudicial es, en primer lugar, reconociendo cuál es la causa del nuestro, y evitando las situaciones que lo favorezcan. También es útil organizar y planificar nuestras actividades diarias, y dedicar diariamente tiempo a la relajación. Esta se practica siguiendo determinadas técnicas -como la respiración profunda o la relajación muscular- que pueden aprenderse con un corto entrenamiento.

Eviten la fatiga. Tan negativo es permanecer en inactividad, como realizar un número excesivo de tareas. No se debe intentar ser un perfeccionista; hay planear nuestras obligaciones, y eliminar o delegar aquellas que no sean estrictamente necesarias.

Hagan ejercicio. Posiblemente es el aspecto terapéutico más importante para el tratamiento de la fibromialgia. El ejercicio no sólo mantiene en forma los músculos y pone a punto el sistema cardiovascular, sino que disminuye el dolor, favorece el sueño, mejora la sensación de fatiga y disminuye la ansiedad y la depresión. Caminar, correr, andar en bicicleta o bailar, son ejercicios aeróbicos que favorecen el control de la enfermedad. Comenzar a realizar el ejercicio de una forma suave y progresivamente incrementando su intensidad y duración,...

Se relacionen con los demás. Todos sabemos cómo alivia nuestras preocupaciones la conversación con los amigos y compañeros. Contar a los demás lo que le pasa y cómo no puede hacer siempre las cosas que hacía antes es bueno, pero también evitar que la comunicación se centre continuamente en su dolor.

Cuiden su salud. La depresión que puede acarrear el dolor crónico determina que se abandonen los buenos hábitos de salud. El tabaco, nocivo para cualquier aspecto de la salud, es también un excitante del sistema nervioso que hace más difícil el control del dolor. Lo mismo sucede con la cafeína y el exceso de alcohol, el cual puede además interferir con la medicación. Hay que vigilar su peso y hacer ejercicio para mantenerse en forma.

Usen con precaución los medicamentos. Muchos de los síntomas de la fibromialgia mejoran con medicación. Los analgésicos y antinflamatorios, que tan eficaces resultan en el dolor agudo, no funcionan tan bien en el dolor crónico de la fibromialgia, aunque son útiles en muchos pacientes.

Usen con precaución las medicinas alternativas. Como con frecuencia los medicamentos tienen un resultado solamente parcial, es habitual que muchos enfermos busquen soluciones en las terapias alternativas. Algunas de estas terapias mejoran el dolor y pueden favorecer el control de estrés, como el yoga, la acupuntura, quiropraxis, masaje, Tai-Chi, homeopatía.

Sean constantes. La paciencia es una virtud importante; conseguir resultados puede tardar algún tiempo.





Proyecto incentivado por

ciudadania_2008_verticalV2

Foros

Gente online

Tenemos 4 invitados conectado(s)

Encuestas

Que le parece el sitio Web